Pasar al contenido principal
Love & Sex
LUCHAR CONTRA LA RUTINA

Menos sexo: te contamos por qué lo hacemos menos en otoño e invierno

Con la llegada del frío, baja el deseo y la libido también se va enfriando. Enterate cómo hacer para pasar el invierno bien hot.

Por: Equipo de redacción

En otoño e invierno, con la llegada del frío, tu libido parece que entra en hibernación. Como la luz del sol es menor (porque amanece más tarde y se hace de noche más temprano), tu ritmo sexual entra en un ciclo de menor actividad, justamente lo opuesto a lo que te pasa cuando llega la primavera y el verano.

En otoño e invierno, con la llegada del frío, tu libido parece que entra en hibernación.

Como el sol es un gran antidepresivo, su falta no te ayuda a tener ganas de hacerlo. Porque además, como el frío afecta a la vasodilatación, las erecciones se vuelven menos espontáneas en el hombre, y la mujer segrega menos ciprina, un líquido que acostumbramos segregar cuando estamos excitadas.

Como te sentís con menos ganas de salir y de moverte, tu libido también se ve afectada (¡y lo mismo le pasa a tu pareja!). Además, te tenés que vestir más abrigada por el frío, lo que hace que tu poder de seducción también se reduzca, lo que hace que te sientas menos deseada y atractiva.

Por último, la rutina del trabajo es uno de los mayores enemigos de la libido. Las vacaciones de verano ya quedaron atrás, y ahora solo resta enfrentar lo que queda del año laboral con estoicismo y bastante resignación desde el punto de vista de la sexualidad.

Por eso es tan importante buscar (y provocar) momentos para estar juntos de a dos y darse el esfuerzo de encender la libido que permanece dormida. ¡Con esfuerzo se puede!

¿Te sentís menos sexy cuando hace frío? ¿Tenés ganas de hacerlo?

Seguí leyendo...

Las 7 mejores posiciones para tener sexo salvaje

¿Cómo es un hombre experimentado en la cama?

10 consejos de mujeres reales para ser la reina del sexo oral

SEGUIR LEYENDO