Pasar al contenido principal
Love & Sex
NO HAY UNA REGLA

La mayoría de las personas dicen “te amo” en los 3 primeros meses de una relación

¿Existe un momento ideal para declararse? Un estudio contesta esta pregunta. 

Por: Equipo de redacción

Es una pregunta que siempre te hacés cuando iniciás una relación: ¿cuál es el mejor momento para decir “te amo” por primera vez a tu pareja? De hecho, si buscás en Google sobre este tema, hay más de 1,3 millones de respuestas, lo que te da la pauta de que se trata de un  tema que interesa a mucha gente. Y como declararse a una persona no es una ciencia exacta, el instituto de encuestas británico YouGov hizo un estudio para conocer más sobre el tema.

Un 22% contestó que lo dijo durante los 3 primeros meses.

La investigación le preguntó a casi 4 mil personas después de cuánto tiempo dijeron “Te amo” a sus parejas. Si un 27% contestó “No lo sé” (¡muy útil!), la mayoría de los que dieron una respuesta (22%) afirmó que había sido “Durante los 3 primeros meses”.

Las respuestas a este estudio son bastante variadas: 14% sostuvo que lo dijo en los 6 primeros meses, 13% en el primer mes, 6% durante el primer año, 2% durante los 2 primeros años (¡qué paciencia que hay que tener a veces!)... y 3% durante la primera semana. También hay gente que afirmó no haberlo dicho jamás (3%) porque o no tuvieron tiempo suficiente o no encontraron el momento ideal (hay cada excusa...), y un 7% que no lo dijo porque sintió que no era necesario...

Solo queda una conclusión: no hay una única fórmula para decir “te amo”. Porque decirlo demasiado pronto puede espantar a muchos, mientras que no decirlo nunca también puede ser una señal de rechazo. En realidad, tenés que decirlo cuando lo sentís, y no para retener a alguien o ganar su confianza. ¡Buscá tu momento!

¿Después de cuánto tiempo acostumbrás a decirlo?

Seguí leyendo...

Qué revela tu posición para dormir de tu relación

7 hábitos de personas con inteligencia emocional

4 tips para despertarte hecha una reina cuando él se queda a dormir

SEGUIR LEYENDO