Pasar al contenido principal

Celos: ¿Cómo podemos transformarlos en una emoción positiva?

En muchos casos los celos no solo se transforman en un problema, sino que incluso son los responsables de romper algunas relaciones. Averiguá acá como transformarlos en una emoción positiva y ponelo en acción!

Por: Sofia Sanz
Martes 21 de Noviembre de 2017

Cuando los celos aparecen en una relación, ya sea en ocasiones o cotidianamente a gran escala, no resulta una tarea fácil esconderlos, negarlos o reprimirlos. En general solemos darle poca importancia  o simplemente responder ¿CELOSA YO?, sin embargo si dejamos esa postura atrás y somos sinceras, a veces, a todas nos sobreviene un ataque de celos.  Y eso déjenme decirles.. es totalmente humano! Los celos marcan una señal de que estas enamorada o de que al menos alguien te importa y por lo tanto una se encuentra en una permanente tensión entre las emociones negativas y las positivas. Para no ser dominadas por esta emoción destructiva, podemos reconocerlos, hacernos cargo y canalizarlos para mejorar tu relación. Para esto nos va a ser útil repasar algunas estrategias para saber cómo actuar cuando estamos al borde de un ataque de celos.

Existen dos caminos posibles a la hora de enfrentar una emoción: culpar a los demás por ese sentimiento o comprender que se trata de un sentimiento propio. Cuando elegís culpar al otro lo que sucede es que perdés poder ante esa situación para ser capaz de generar un cambio. Esto es lo que pasa la mayor parte de las veces ya que querer manejar una emoción directamente es muy difícil y quitártela a la fuerza no funciona.

Pensá que toda emoción es sana si dura lo que le tomaría a una línea desaparecer cuando la dibujás en la superficie del agua, enseguida se va. Los celos representan algo natural en el ser humano pero es fundamental no quedarse trabado con esa emoción.

Un instructor de la Fundación El Arte de Vivir, Matías Quinn, desarrollo una guía para ayudarnos a tomar responsabilidad sobre nuestras emociones, reducir ansiedad y conseguir la paz mental. Lo que debemos hacer para no quedarnos estancadas en los celos y que nos dominen es lo siguiente:

#1 Reconocer lo que sentís: a partir de la respiración, podemos darnos cuenta de cómo estamos. Cuando atravesás una emoción muy fuerte, la respiración se torna entrecortada y con un ritmo más acelerado. Cuando detectamos esto, podemos utilizar alguna técnica de respiración para comenzar a manejar nuestras emociones.


#2 Relajate: el estómago es el centro energético donde normalmente se acumulan los celos, llevá tu atención hacia esa zona. Una excelente meditación para esos momentos se llama “Transformación de las emociones”.


#3 Si persiste a lo largo del tiempo, adoptá una rutina saludable: comer sano, dormir bien, hacer ejercicio y utilizar técnicas de respiración te ayuda a que las emociones no se apoderen tanto de vos e incrementa tu nivel de energía.


#4 Preguntarse ¿por qué realmente siento celos?: usando sentido común e intuición, podemos encontrar las respuestas dentro de nosotros mismos. En general, las emociones nos paralizan y no nos dejan tomar decisiones inteligentes pero en otras ocasiones, son una señal de que algo no está bien y deberíamos ser capaces de generar un diálogo con la otra persona.


#5 Abandoná el reclamo y la demanda constante, matan el amor: Celar es dejar de creer en el otro y cuando toda la  tensión está puesta en lo que hace o dice el otro, las relaciones se vuelven una causa de sufrimiento en vez de un motivo de disfrute.


#6 Buscá un objetivo con común con tu pareja:  esto permite que ambos tengan su visión en algo mayor lo que les otorga la capacidad para mantenerse juntos e ir en paralelo. Si las líneas no son paralelas, eventualmente se van a cruzar y también se van a distanciar.

¿Cómo te afectan los celos? ¿Influyen en tu pareja o sos capaz de controlarlos?

SEGUIR LEYENDO