Pasar al contenido principal
Lifestyle
onda verde

Perdé kilos y ganá salud: 3 batidos adelgazantes con espinaca

Este vegetal se convirtió en la estrella de los smoothies. Además de su alto poder nutritivo, te ayuda a mantener la silueta. Te pasamos las recetas.

Por: Equipo de redacción

La espinaca te da vitaminas, fibras y minerales, es rica en fitonutrientes y fibra. Por eso, tiene un montón de beneficios que van desde prevenir enfermedades y mejorar la visión hasta aumentar la fuerza muscular y ayudarte a bajar de peso: debido a su bajo contenido calórico e importante aporte nutricional es ideal para quienes necesitan bajar algunos kilos.

¿Cómo consumirla?

Además de en ensaladas, tortillas, soufflés y rellenos, hay una nueva movida veggie que promueve su consumo en licuados o smoothies frutales. Si bien su sabor casi no se percibe, aporta muchísimos beneficios a tu cuerpo y, además, te da una mayor sensación de saciedad por su contenido de fibras. ¿No te animás? Te damos tres recetas exquisitas para que ya la incorpores a tu dieta:

Para espesar los licuados podés utilizar más yogur y menos leche

El batido de los 4 ingredientes

Ingredientes (para una porción):

1 banana grande

1 1/2 tazas de leche descremada

3 o 4 dátiles descarozados y picados

2 tazas de espinaca  

Preparación:

1. Mezclá todo en una licuadora hasta que logres una preparación homogénea y lisa. No deben quedarte manchas verdes de espinaca o trozos de dátiles. ¡Listo!

Smoothie de frutillas, banana y avena

Ingredientes (para una porción):

½ taza de leche descremada

½ taza de jugo de granada o arándanos

1 taza de espinaca  

1 taza de arándanos congelados

1 cucharada de semillas de chía

Si sos vegana, cambiá la leche de vaca por leche de soja o almendras

Preparación:

1. Licuá la leche la almendra, el jugo y la espinaca hasta que quede una mezcla bien homogénea.

2. Agregá los arándanos y las semillas de chía y licuá de nuevo hasta que quede un batido completamente liso. Serví.

Smoothie de durazno, cerezas y espinaca

Ingredientes (para una porción):

1 pote de yogur descremado (si es con sabor a durazno, mejor)

1 taza de cerezas descarozadas frescas o congeladas

1 durazno fresco en rodajas o 1 taza de rodajas de durazno congelado

1 taza de espinaca fresca o congelada  

1/4 taza de leche descremada

Preparación:

1. Mezclá el yogur, las cerezas y las rodajas de durazno en una licuadora.

2. Añadí las espinacas y la leche y seguí licuando. Si la mezcla queda muy espesa, podés agragar un poco más de leche.  

Tips:

1. Podés añadir un poco de hielo a los licuados.

2. Espesalos usando más yogur y menos leche.

3. Animate a combinar otras frutas.

4. Sumá semillas de lino o chía, miel, etc.

5. En vez de leche de vaca descremada podés utilizar leche de soja o almendras (las conseguís en dietéticas o en el Barrio Chino).

6. Congelá las frutas o las espinacas la noche anterior a preparar el licuado. Usá una bolsita apta para freezer. 

Más recetas: 3 batidos detox para limpiar tu cuerpo después de un fin de semana descontrolado.