Pasar al contenido principal

Los Golden Globes y un contundente mensaje

Como símbolo de protesta y solidaridad con las víctimas de abuso sexual, Hollywood se vistió se negro en la entrega de los Golden Globes 2018.

Por: Equipo de redacción
Lunes 08 de Enero de 2018

En el día de ayer, voces de denuncia se alzaron en la entrega de los Golden Globes: Time’s Up fue el mensaje que las estrellas de Hollywood llevaron en sus solapas. La alfombra roja de la premiación fue el marco perfecto para que se termine y decir “basta” al acoso sexual. También reclamaron inclusión de minorías, igualdad y seguridad laboral.

Al glamour característico de cada entrega se le sumó un objetivo mayor. Para transmitir el mensaje convocaron a las celebrities a asistir al evento con un dress code total black.

Como es sabido, el caso de Harvey Weinstein sacudió la industria y sirvió como iniciativa para desatar la polémica: a partir del proyecto Time’s Up, más de 300 mujeres, entre ellas actrices como Natalie Portman o Rosario Dawson, escritoras y productoras, decidieron hacer historia.

La ceremonia fue conducida por Seth Meyers, quien apenas puso un pie en el escenario dijo: “Buenas noches a las damas…y a los caballeros que aún quedan”. Luego prosiguió con su monólogo cargado de comedia negra y habló sobre el polémico productor Harvey Weinstein, Donald Trump y todo el movimiento de denuncia que se hizo sentir durante la noche.

A principios de 2018, la campaña fue lanzada con el apoyo de figuras como Reese Whiterspoon y Eva Longoria. Luego, actrices como Meryl Streep y Emma Stone iniciaron una campaña en la que explicaban que vestirían de negro en señal de protesta. Además de sus looks total black, las celebridades lucieron un prendedor con el mensaje cabecera de la campaña: Time’s Up.

Oprah Winfrey, galardonada con el Premio Cecil B. de Millie, reafirmó ser parte de la campaña en su discurso de aceptación, haciendo una emotiva referencia a las víctimas de acoso sexual que obtuvo como resultado una ovación de pie por parte del público.

El fondo de defensa legal que incluye la propuesta ha recaudado hasta ahora 13,4 millones de dólares y tiene una meta de 15 millones que serán destinados para proporcionar apoyo legal subsidiado, no sólo a mujeres, sino también a hombres que fueron sexualmente agredidos, abusados y/o hostigados en sus lugares de trabajo. Asimismo, la lucha también incluye la desigualdad sistemática y la injusticia en el ámbito laboral que impidieron que los grupos de representación minoritaria explotaran su potencial al máximo.

Además, cabe aclarar que la campaña busca promover la equidad salarial y la igualdad de condiciones laborales. Uno de los portavoces aclaró: “Nos asociamos con los principales defensores de la igualdad y la seguridad para mejorar las leyes, los acuerdos de empleo y las políticas corporativas”.

SEGUIR LEYENDO