Pasar al contenido principal

Una mujer más de la realeza: El “guardarropas arcoíris” de Mirtha Legrand

Al igual que las figuras femeninas de la realeza, La Chiqui es dueña de su propio “guardarropas arcoíris”. Conocé de qué se trata!

Por: Equipo de redacción
Martes 20 de Febrero de 2018

Como todos sabemos, no solo es una de las mujeres más elegantes de la Argentina sino que sus looks siempre dan que hablar. Mirtha ha logrado crear su propio estilo, ya sea luciendo tailleurs o vestida con trajes largos de noche, y convertirlo hoy en día en una marca registrada en el mundo del espectáculo local. La Chiqui, es una de las pocas divas argentinas que apuestan al talento argentino eligiendo diseñadores nacionales tanto para sus famosos almuerzos como para los compromisos sociales y laborales. Otra característica de la reina de los almuerzos es que, salvo poquísimas excepciones, no repite los outfits y puede llegar a cambiarse tres veces por día.

Al igual que Mirtha, reconocidas personalidades de la realeza portan un guardarropas multicolor conocido en el mundo de la moda como “arcoíris”: prendas que siguen una gama de colores que van desde colores cálidos como el rojo o el rosa, hasta tonos fríos como el violeta, el azul o el verde. Dentro de estas mujeres, podemos destacar a Isabel II Reina de Inglaterra, Máxima Reina de Holanda y la duquesa Kate Middleton.

La biblia de la moda y el estilo, la revista Vogue, define a la Reina de Inglaterra como una de las mujeres más glamorosas de Gran Bretaña y la diseñadora Miuccia Prada la coloca en el podio de las más elegantes del mundo. Luego de más de 70 años como figura pública Isabel II muy pocas veces dio un paso en falso en cuanto a sus looks: sin dejar de la do su particular estilo, respetó el protocolo de vestuario real, teniendo en cuenta las reglas pero sin dejarse gobernar por ellas. Su predilección por los colores vivos, es un must a la hora de elegir su vestuario.

Máxima fue elegida por la revista Vanity Fair dentro de su lista de las mejores vestidas del año, un ranking en el que lidera entre las royals del mundo. A pesar de que su impronta fue perfeccionada a lo largo del tiempo, Máxima se convirtió en una experta a la hora de combinar los colores. Es fanática de los vestidos a la rodilla, en general con escote bote y mangas francesas, luciendo diseños plenos con esplendor en sus tareas diurnas.

En cuanto a Kate, desde que se puso de novia con el príncipe William, se convirtió en una de los centros de atención del mundo fashionista y cada vez son más las expectativas por saber cómo lucirá la duquesa de Cambridge en sus apariciones públicas. Se convirtió en un Ícono de Moda, a partir del cual se generó un fenómeno llamado “efecto Kate”: todo lo que usa se agota en cuestión de minutos. La duquesa convirtió los colores en su sello personal ya que se animó a lucir una amplia paleta de tonos en la que se destacan los rojos y los azules.

 

SEGUIR LEYENDO