Pasar al contenido principal

London Fashion Week en el Buckingham Palace

Las royals se mezclaron con las grandes divas de la moda en el Commonwealth Fashion Exchange. Descubrí que celebrity fue la reina de la velada.

Por: Equipo de redacción
Miércoles 21 de Febrero de 2018

La tarde del domingo 19, se convirtió en la fecha elegida para el desfile más diferente y exclusivo del London Fashion Week. La Sala de Música de Palacio de Buckingham, decorado con obras de arte, antigüedades y lámparas de araña, se transformó en un espacio de moda con algunas decenas de maniquíes: sobre ellos lucían diseños con bordados, trajes de noche con pedrería, prendas con mucho volúmenes y materiales de última tecnología. Como todos saben, la escenografía es una de las partes fundamentales de un desfile y actualmente casi todo escenario es posible para las grandes marcas: los shows de Chanel en jardines centenarios con inmensas cascadas o los de Christian Dior, capaces de recrear un auténtico bosque encantado, son apenas algunos ejemplos. Pero, ¿Qué marca tuvo el privilegio de mostrar su colección en el imponente Buckingham Palace?

Vale aclarar, que no se trató de un desfile más sino que se trató de una iniciativa que tuvo como objetivo promover el trabajo entre los diferentes miembros de la Commonwealth, explicado en un comunicado oficial del Palacio de Buckingham: “La iniciativa utiliza la moda como un lenguaje común y una plataforma para ayudar a la gente a entender de una manera diferente a la actual Commonwealth”.

La creadora de esta iniciativa es la fundadora de la consultora de moda ecológica Eco Age, Livia Firth, quien a través de esta plataforma colaboró con marcas como Gucci y Stella McCartney para mejorar su cadena de producción y hacerla más sutentable. Asimismo, Livia es promotora de un movimiento conocido como “Green Carpet Challenge” por medio el cual se incita a las celebrities a lucir en la alfombra roja diseños que se producen de manera sustentable. Como buena defensora de su ideología, optó para la recepción un vestido y un abrigo vintage en tono verde esmeralda que acompañó con joyas de Chopard.

Como explicó el Buckingham Palace, la intención es “promover la creatividad, la producción sustentable, los lazos comerciales y cadenas de proveedores responsables en la industria de la moda; desde el negocio hasta el diseño, pasando por la fabricación de los diseños y las diferentes técnicas artesanales”. La propia Kate Middleton y la Condesa de Wessex, Sofía, amadrinaron el evento y ejercieron a la perfección sus roles de embajadoras de la moda británica. Kate lució un Erdem y la condesa optó por un Burberry.

Dos invitados de lujo fueron Anna Wintour y Edward Enninful, directores de Vogue USA y Vogue UK. Entre los asistentes, se encontraron modelos como Naomi Campbell (en nuestra opinión la reina de la tarde) y Arizona Muse, así como diseñadores como Stella McCartney y Alice Temperley. Varios de los diseñadores que dieron el presente, estuvieron implicados en los últimos seis meses como colaboradores de los diseños que se presentaron.

 

SEGUIR LEYENDO