Pasar al contenido principal
Beauty & Health
NO TODO LO QUE BRILLA...

MITOS Y VERDADES: aprendé a tener los dientes blancos sin equivocarte

Las redes están llenas de trucos para que tengas una sonrisa perfecta. Pero a veces no es fácil saber cuáles conviene seguir. Te ayudamos a saber si son útiles.

Por: Equipo de redacción

El café, el té, el cigarrillo y el vino atacan diariamente tus dientes que, con el tiempo, se van poniendo amarillos. Para solucionarlo, todas seguimos una buena rutina bucodental, que incluye un cepillado regular (como mínimo 2 veces por día).

¿Pero no te gustaría saber algunos trucos para que tu sonrisa sea aún más radiante? Acá te contamos qué hay de cierto en todo lo que se ofrece en las redes.

El café, el té, el cigarrillo y el vino atacan diariamente tus dientes que, con el tiempo, se van poniendo amarillos.

1. El bicarbonato, según Google, es un antisarro natural. Con poner un poco sobre tu cepillo alcanzaría para tener los dientes más blancos. FALSO. La realidad indica que el bicarbonato es abrasivo y gasta el esmalte dental, lo que al final provoca que tus dientes estén más amarillos.

2. Las tiras blanqueadoras son cintas embebidas con un producto blanqueador que se aplican diariamente sobre los dientes, durante media hora, y a lo largo de 20 días. VERDADERO, PERO... Son productos que funcionan, pero bajo la supervisión de un especialista, quien tiene que chequear la salud de los dientes antes de usarlo.

3. La sal gruesa, gracias a su nivel de iodo, tendría propiedades antisépticas y antifungicidas. FALSO. La sal es aún peor que el bicarbonato, porque es más abrasivo. Solo la sal de mesa fluorada sirve para combatir la caries pero no aporta nada a nivel del blanco de los dientes.

4. La mezcla de jugo de limón con limón verde y pomelo no diluidos sirve para blanquear los dientes y reducir el sarro. FALSO. El limón o cualquier otro jugo ácido dañan el esmalte dental porque es un material ácido que actúa sobre un material mineral.

El limón o cualquier otro jugo ácido dañan el esmalte dental porque es un material ácido que actúa sobre un material mineral.

5. El aceite de tea tree posee virtudes antibacterianas y antifungicidas que ayuda al blanqueamiento de los dientes. FALSO, PERO... El aceite de tea tree no tiene efectos negativos, sirve para los casos de encías inflamadas pero no blanquea para nada los dientes.

6. El carbón vegetal en polvo, agregado al dentífrico, podría hacer desaparecer las manchas en los dientes. FALSO. Aparte de ser usado para los problemas intestinales, el carbón no tiene ningún efecto positivo en el color de tus dientes. De nuevo, los granos van a ser abrasivos para tu esmalte.

7. Una frutilla madura aplastada sobre tus dientes durante 20 minutos te da una sonrisa más luminosa. FALSO. El efecto químico será menos severo que con el limón, pero irá en el mismo sentido. Además, al dejar tanto tiempo una fruta azucarada sobre el diente, el riesgo de caries aumenta.

8. Los dentífricos blanqueadores sirven para darle el color blanco a tus dientes. VERDADERO. Son productos útiles porque poseen reflectores de luz. Se trata de una capa fina que se coloca sobre los dientes y frena el aspecto amarillento y le da luminosidad. Como no afecta el esmalte, se pueden usar sin problemas.

¿Qué trucos tenés para blanquear tus dientes?

Seguí leyendo...

¿Cuál es el desayuno perfecto? Te contamos qué tiene que tener

7 alimentos para deshincharte después de un fin de semana glotón​

PLAN BIKINI: para bajar de peso, ¿conviene correr o caminar?​

SEGUIR LEYENDO