Pasar al contenido principal
Beauty & Health
Enterate de todos los tips para seguir viéndote genial con ese color que te da un brillo extra.

Bronceado post vacaciones: cómo prolongar el bronceado

Por: Equipo de redacción
Lunes 29 de Enero de 2018

Hayas pasado tus vacaciones en la playa, el río o en la pile, seguro pasaste todos los días al sol y lograste que tu piel tome ese bronceado perfecto que tanto anhelas. Pero, el problema que ahora te ronda la cabeza, es como seguir manteniéndote radiante y prolongar tu colorcito. Solamente hacen falta algunos cuidados especiales para que puedas conservar tu tono, para esto te contamos todas las recomendaciones para que sepas qué se considera un buen bronceado y cómo prolongarlo, según expertos en estética y salud de la piel.

 

 

Básicamente, el bronceado es el oscurecimiento natural de la piel provocado por el incremento del pigmento que le brinda color llamado melanina y se produce con el objetivo de proteger al cuerpo frente a una mayor cantidad de exposición a la radicación UV. Con la aplicación de ciertos cuidados, es posible que el bronceado se prolongue a pesar de que disminuya nuestra exposición al sol.

Realizar cambios mínimos y saludables en tu vida diaria, que estimulen la producción de melanina y promuevan la piel hidratada y limpia, es una gran manera de mantener el bronceado.

En lo que respecta a la alimentación, los expertos recomiendan reemplazar el café de la mañana por un juego de naranja o zanahoria, sumado a la ingesta abundante de agua y platos que contengan alimentos con beta carotenos, ricos en vitamina A y C que activan la melanina y conservan el color. ¿Cómo identificarlos?  Son de color rojizo, amarrillo o naranja como por ejemplo, la zanahoria, la naranja, el morrón, la sandía y el tomate. Se recomienda comerlos en crudo ya sea en un juego o en una ensalada.

El dermatólogo Dr. Andrés Cordero agrega a la lista de sus consejos: evitar el exceso de maquillaje que no deja que la piel respire, no olvidar nunca de aplicarse protección y, exfoliar e hidratar la piel lo cual reduce la sequedad de la piel después de tanta exposición al sol. Su colega, Nerina Ambrosini, suma a lo dicho que bañarse con agua templada a fría también ayuda ya que el agua caliente ablanda los tejidos y facilita la caída de las células de la piel bronceadas.

 

Como ya dijimos, las exfoliaciones suaves y regulares resultan clave porque no solo limpian sino activan la regeneración celular, lo cual favorece a la penetración de otros tratamientos posteriores. Es recomendable hacerlo una vez por semana en rostro y cuerpo con productos que tengan una base oleosa. La Dr. Irene Bermejo hace hincapié en que las exfoliaciones caseras pueden hacerse simultáneamente con el período de exposición al sol, ya que ayuda a renovar las capas más superficiales de la piel. Asimismo agrega: "Las exfoliaciones que conllevan la aplicación de ácidos deben hacerse luego del veraneo, al mes de dejar de tomar sol".

Otros productos que pueden complementar estos cuidados son los autobronceantes que pueden aplicarse una vez a la semana con una intensidad gradual para lograr un efecto natural y, dentro de la nutricosmética, algunos suplementos orales que contienen carotenos que ayudan a mantener un bronceado prolongado.

 

SEGUIR LEYENDO