Pasar al contenido principal
Beauty & Health
Básicos en tu rutina

10 tips para tener una piel de porcelana

Ningún maquillaje queda bien si no tenés el rostro sano y cuidado. Seguí estos pasos y tené una auténtica piel de muñeca.

Por: Equipo de redacción
Miércoles 27 de Agosto de 2014

Para tener la piel que siempre quisiste, seguí una rutina de limpieza y cuidado facial además de una correcta alimentación y estilo de vida. Con pequeños cambios es muy fácil. Enterate cómo:

1. Mantené tu piel limpia: esta es una de las claves para que tu cutis brille y esté con un aspecto similar al de la porcelana. Todas noches, asegurate de que hayas eliminado el maquillaje y las impurezas de tu cara. Si dormís con el maquillaje, tu cara va a absorver los desechos y no va a poder respirar correctamente. Después de usar el desmaquillante o el gel de limpieza, acostúmbrate a ponerte tónico, ¡va a dejar tu piel súper tersa! Cada tanto, dejá tu piel libre de maquillaje por uno o dos días.

2. Una vez que tenés el cutis limpio, hidratá: usá sérum facial o hidratante. Hay muchos en el mercado y todo depende de tu tipo de piel. Si tenés tendencia a tener la piel grasa, inclínate por lo más livianos. Por la noche, usá alguna regenerativa para nutrir tu piel.

3. Una vez por semana, renová la piel con una exfoliación: Muy importante. Además de haber muchos disponibles para elegir, podés crear el tuyo. ¿Cómo? Una base de limón o crema o gel limpiador y azúcar. Es perfecto y va a dejar la piel muy tersa. Usá esta mezcla con suaves movimientos circulares. Además, para eliminar los puntos negros, herví agua con manzanilla o romero y dejá actuar el vapor en tu cutis por unos minutos. Además de abrir tus poros va a limpiarlos de manera perfecta.

Exfoliá tu cara una vez por semana: ¿cómo? Una base de limón o crema o gel limpiador y azúcar. Es perfecto y va a dejar la piel muy tersa

4. Hidratála: tomá mucha agua para sanar tu piel desde el interior. Tu piel lo va a agradecer, se va a ver reluciente, sin acné y fresca. Además, vas a evitar arrugas prematuras. La hidratación renueva la piel y no sólo se consigue tomando agua, si no que también con jugos, frutas y verduras.

5. Comé sano: limitá la comida chatarra, los azúcares refinados y las grasas. Consumí alimentos naturales e inclínate por la grasas sanas como la del pescado. Va a ayudar al proceso de regeneración de las células de la piel.

6. Disminuí las ojeras: con rodaja de pepino, con té de manzanilla. Utilizá estos trucos caseros porque sí funcionan.

7. Usá crema antiarrugas después de los 30: más allá de usar una hidratante, acostumbrate a incoporar las antiage en tu rutina diaria para regenerar la piel. Vas a notar tu cara muy tersa.

8. Dedicate unos minutos al relax: por ahí no lo podés cumplir todos los días pero con un masaje circular por toda la cara con los dedos índice y pulgar, vas a ayudar a alisar la piel y a aumentar su circulacipon, además de relajar los mpusculos. ¿El momento ideal? Después de la ducha o antes de dormir.

9. Usá una pre-base o BB cream: si tu piel lo necesita, podés empezar a ponerte estos productos antes de tu base de maquillaje. Van a cerrar tus poros, brindarle hidratación, liminosidad o eliminar manchas. Hay muchos y todo depende tus necesidades.

10. Domí de 7 a 8 horas: tu cuerpo necesita regenerarse durante la noche y la piel de tu rostro también necesita descanso. No escatimes horas de sueño.

No te pierdas nuestros consejos sobre piel.

 

SEGUIR LEYENDO