Pasar al contenido principal

10 hábitos que hay que evitar para tener una piel saludable

Hidratás tu rostro todas las mañanas y las noches pero eso no es suficiente. Hay pequeñas costumbres cotidianas que lo lastiman. ¡Desubrilas y cuidate más!

Por: Equipo de redacción
Lunes 14 de Julio de 2014
Piel belleza

La limpiás, la tonificás y la hidratás todas las noches. ¡Buen trabajo! Pero tené en cuenta que hay un montón de otros factores que pueden hacer que tu piel no se vea como vos querés y no los estés teniendo en cuenta. Te contamos cuales son y cómo evitarlos.

1. Las comidas grasas: todo lo que comemos afecta o beneficia directamente nuestro cuerpo y por lo tanto, nuestra piel. No te pases con los fritos y los alimentos grasos. Incluí en tus comidas alimentos ricos en antioxidantes como los arándanos, las frambuesas y los tomates o las verduras de hojas verdes. 

Todo lo que comemos afecta o beneficia directamente nuestro cuerpo y por lo tanto, nuestra piel. No te pases con los fritos y los alimentos grasos

2. El alcohol: afecta directamente tu piel. La reseca y la deja débil. ¡Sé medida con el consumo de alcohol!

3. Demasiado azúcar: El consumo excesivo de azúcar puede envejecer prematuramente nuestra piel y causar arrugas. Es clave que te cuides con los dulces. 

4. No usar protector solar: miles de veces lo escuchas pero cuesta ponerlo en práctica. No usar protección solar también envejece prematuramente nuestra piel. Se aconseja usar una protección diaria de factor 30 y aplicarlo 20 minutos antes de salir al sol y con repetirlo con frecuencia.

5. Tu amiga fumadora: ya sabés que fumar hace mal pero tu amiga fuma cerca tuyo y esto trae graves problemas para tu piel. Cuando respirás humo de otra persona, también se altera el ADN de tus células y se envejecen los pulmones, el corazón y la piel. El colágeno se altera y aparecen las arrugas.

6. Tratar de eliminar puntos negros: ya sabemos que es algo que te tienta hacerlo. ¡Pero evitalo! Al hacer esto, generamos que ingresen nuevas bacterias en nuestra piel y que termine pasando lo mismo que cuando nuestra dermis sufre acné.

La ducha demasiado caliente hace que tu piel puede perder aceites protectores y resecarse

7. Usar exfoliantes eléctricos: es muy bueno para la piel una renovación semanal. Se va a hidratar más rápidamente y va a lucir mejor. Pero tené cuidado con algunos exfoliadores eléctricos. Aunque no parezca, tu piel es muy débil como para exponerla a tanta agresión.

8. Depilarte con cera: prestá atención en este punto. Cada vez que nos depilamos con cera eliminamos la capa externa de nuestra piel. En nuestro cuerpo no es gran problema pero sí en nuestra cara.

9. La ducha demasiado caliente: si no regulás la temperatura del agua, tu piel puede perder aceites protectores y resecarse.

10. Mal humor: aunque no te des cuenta, cada momento del día que estás enojada o de mal humor, tu piel sufre. Levantar las cejas y mover la boca como cuando uno está enojado, hace que tu piel sufra arrugas.

SEGUIR LEYENDO